Cómo proteger nuestras plantas en invierno

El invierno en el País Vasco suele ser frio y nuestras plantas tienen que soportar temperaturas muy frias, llegando incluso a crear heladas. Por ello, os damos varias recomendaciones para proteger las plantas, flores y árboles de vuestro jardín, evitando así que el hielo no las dañe: 

Proteger las plantas con una tela

Podemos proteger nuestras plantas con una tela fina o una sábana, que hará la función de capa protectora y mantendrá el aire caliente proveniente de la tierra. Aun así, debemos de tener precaución von el peso de la tela, por si su peso es mayor al que la planta pueda soportar. Si las heladas son más agresivas, podemos aumentar está protección con una capa de plástico, pero cuidado, ya que este plástico no debe de ir en contacto directo con la planta, debemos colocarlo por encima de la tela. 
 

Acolchado o ‘mulching’

Este es otro sistema que funciona bien a la hora de proteger nuestras plantas. Se trata de colocar materiales como la paja, heno, hojas de pino cortezas o hojas apiladas alrededor de nuestra planta. El mantillo que se crea ayuda a retener la humedad y mantiene el sustrato mucho más cálido evitando la congelación de las raíces. Si decidimos aplicar esta técnica, recomendamos que el acolchado tenga de entre 5 a 10 centímetros de profundidad.

 Pequeños invernaderos o ‘cold frames’

Este sistema es un poco más laborioso pero proporciona una protección muy eficaz. Se trata de construir pequeñas casitas para proteger nuestras plantas. Sino, podemos encontrar en el mercado opciones similares a las casitas. Lo más importante a tener en cuenta si decidimos usar esta técnica es que desde el invernadero siempre debe de entrar luz. 

Compartir esta noticia